La Responsabilidad Social Empresarial es en pocas palabras una herramienta de gestión empresarial, es una nueva visión de negocios que involucra la preocupación y el desempeño de las empresas con el entorno en el que se involucran. Es responder con buena parte de lo que la empresa está produciendo, a la comunidad o sociedad que le permitió llegar hasta donde se encuentra. Ahora y en la situación actual de los mercados ha dejado de ser una acción solo de las multinacionales, fuera de las esferas del tejido empresarial popular, para convertirse en una necesidad y seguramente más adelante, parte de una exigencia a un protocolo de cumplimiento empresarial. Ese compromiso social es importante porque si una empresa actúa con Responsabilidad Social, puede contribuir a:

  • Aumento de la Productividad y rentabilidad
  • Fidelidad y aprecio de sus clientes
  • Confianza y Transparencia con los proveedores
  • Compromiso y Adhesión de sus Empleados
  • Respaldo de las instancias gubernamentales
  • Imagen corporativa positiva y estima de la Sociedad

Queda claro entonces que la RSE es una respuesta esencial y lógica a los grandes problemas de la sostenibilidad que los ciudadanos, tanto individuales como corporativos, están enfrentando en el mundo globalizado y que gracias a esta práctica, se pueden solventar de cierta manera. Un punto importante y es por eso que a veces algunas compañías son reticentes a este tema y por eso hay detractores e ideas en contra de la RSE, es no pensar que para la compañía este tema también es valioso. Se puede pensar que la RSE hace parte de la competitividad, que si la circunscribimos en ese marco, una compañía que aplique RSE será más competitiva que otra que no lo haga. La RSE será una parte estratégica para competir, ya que será un punto diferenciador. Algo a resaltar para terminar la idea de lo que es la RSE, es tener en cuenta que está muy relacionado con la ética.